Salí de Cambrils

Planifica tú escapada

Este complejo está constituido por dos parajes paralelos al río Fred, uno de los afluentes del Segre por su margen izquierdo, que están separados entre sí por unos 400 m. Y con un desnivel cercano a los 50 m. El paraje superior es llamado El Salí, y conocido igualmente como la Font Salada, al ser el origen de donde brotan las fuentes de agua salada.
El punto inferior se llama Las Cabanetes, y ambos se comunican por un sendero paralelo también al mismo río. Junto a él, se mantienen los restos hoy restaurados de la antigua conducción de madera que transportaba el agua salada hasta Las Cabanetes.
En el entorno cercano encontramos los bancales con las eras de evaporación, que son siempre el elemento más característico y llamativo de todas las salinas: las terrazas donde el agua deja paso a las pequeñas montañas de sal, fruto de todo este esfuerzo humano para aprovechar los recursos naturales.

 

El centro humano neurálgico

Por otra parte, el centro práctico de esta explotación se encuentra en el Salí, pues aquí está el edificio que hacía las veces de oficina, almacén y residencia del responsable del conjunto. Hoy día está dividido en dos viviendas: la Casa Nueva y la Casa Vella.

La Casa Nova

La Casa Nova

Oficina, almacén y residencia

Oficina, almacén y residencia

La Casa Vella

La Casa Vella

La Bassa del Molí

En cuanto a las fuentes, en la actualidad se pueden detectar únicamente dos: La Bassa del Molí tiene el caudal más importante de todas las fuentes de este enclave, y es la que baja hacia Las Cabanetes con el caudal que da sentido al complejo. Su fisonomía sobrevive al paso de los años y nos muestra su aspecto histórico.

La Font de Cal Corder

Por otra parte, la fuente de Cal Corder, con carácter de mina y ya desaparecida, ha dejado únicamente algunas filtraciones con el paso de los años, que son la pista de su existencia anterior a la actualidad. Hubo otras fuentes, como relatan los testigos de figuras importantes del lugar como Pep del Salí o Joan Llarg. Todas ellas estaban sobre el nivel de estas dos, pero hoy no queda ni rastro de ellas.

Las eras

La superficie de sus terrazas es de unos 5.100 m², repartidos entre los 1.800 m² del sector del Salí y los 3.300 m² de las Cabanetes. Su disposición es diferente en ambas zonas, debido a las divergencias topográficas y cronológicas, pues Las Cabanetes es de construcción más reciente. En el Salí hay un gran bancal dividido en eras irregulares, que trata de aprovechar a medida de lo posible las sinuosidades del terreno.

Superficie

Superficie

Terrazas

Terrazas

Salí de Cambrils

Salí de Cambrils

Les Cabanetes

En Las Cabanetes, sin embargo, encontramos hasta seis bancales escalonados para hacer frente al enorme desnivel del terreno. Sus eras tienen una longitud y anchura irregulares, y se separan por grandes muros de piedra de hasta 5 m. de altura. Ambos espacios están recorridos por una serie de canales que distribuyen el agua salada y desaguan el agua de lluvia. Esta red de regueros se regula a través de cierres, a voluntad del responsable del recinto.

Les Eres

Los suelos de estas son de baldosas de arcilla, fabricadas en un horno existente en el mismo complejo para este propósito. La capacidad cáustica de la sal hacía necesaria una fabricación muy dedicada de estas piezas, que tenían que estar bien cocidas para no estropearse por la corrosión. Por eso mismo, las baldosas se unían entre sí con arcilla amasada y no con cemento, evitando que el alicatado se soplara.